martes, junio 16, 2015

El Aroma del Crimen

Tenía muchas ganas de leer este libro. Después de seguir al bueno de Xabier Gutiérrez en las breves pero intensas apariciones en Orbita Laika (pincha aquí si quieres divertirte), y de convencerme de que es un excelente cocinero, innovador y sobre todo buena persona, no podía ser que su primera novela literaria fuese mala. Y no lo es, todo lo contrario. Xabier ha escrito muchos libros de cocina (recetas, gastronomía y arte, repostería, etc.) pero esta es su primera incursión (de cuatro que tiene pensadas creo) en la novela negra, policíaca.

El argumento oficial es: "A Vicente Parra, oficial instructor de la Ertzaintza, con sede en el barrio del Antiguo de San Sebastián, le son asignados dos casos aparentemente muy diferentes. La diseñadora de moda Elena Castaño ha sido salvajemente apuñalada en su mansión y aunque los indicios apuntan a un robo, pronto queda claro que se trata de un crimen personal disfrazado de asalto. El otro caso es la muerte por insuficiencia renal y hepática de un joven llamado Cristian José, bedel en la universidad. La madre del joven sospecha que la muerte no fue natural pues ha encontrado importantes cantidades de dinero en efectivo en su casa y además llevaba últimamente un tren de vida que no se correspondía con su sueldo. Vicente pronto descubre que los sospechosos están todos relacionados con el mundo de la gastronomía, y más cuando la autopsia del cadáver de Cristian no ofrece dudas sobre las causas de su muerte."

Lo mejor de "El Aroma del Crimen" es que es de aquí. Ambientada de manera magnífica en Donostia, con gente normal, con cocineros (por supuesto) es totalmente cercana. Lo siguiente que me ha encantado es el maridaje entre cocina y misterio, entre cocineros y recetas absolutamente brillantes y la investigación de unos crímenes. Y funciona, vaya si funciona.

Las explicaciones de los platos, de las creaciones, de como los autores sienten la pasión de la cocina es una pieza fundamental que Xabier ha sabido crear y recrear. Qué eso se cruce en la vida del inspector de la Ertzaintza, de manera profesional y además de manera personal está muy bien transmitido. Me encanta el giro que poco a poco va haciendo Parra para con su forma de ver la cocina y de lo que significa ser cocinero.

Además el libro tiene una complicación magnifica. Hasta la mitad la trama se expande de manera exponencial. Surgen personajes que aparentemente no tienen nada que ver pero que la investigación se encargará de cohesionar. De verdad que la cantidad de cocineros, encargadas de sala, médicos, y demás personajes que en la primera parte van apareciendo es mucha. Llega un momento que estás deseando que pasen cosas para unirlos. Sin embargo se va haciendo poco a poco, a medida que Parra une las piezas de los puzles que trata de solventar.

Una curiosidad, Xabier debe tener algún tipo de fijación por los limpiaparabrisas jejeje.

En fin, una muy grata sorpresa. Una confirmación que un buen tipo, un gran profesional de la cocina puede hacer un buen libro de novela policíaca. Merece la pena leerla, de verdad.

No hay comentarios: