lunes, septiembre 21, 2015

Un Crimen Dormido

El último libro de la señora Agatha Christie que he releído. He de reconocer que no sabía nada de él, uno de esos que no recuerdo haberlo leído (porque los he leído todos, al menos todo lo publicado hasta 1995) y que ha sido una grata sorpresa. Un sorpresa porque está muy bien escrito, y la trama me ha gustado mucho. Está al nivel de los mejores, y no lo parece por el principio, pero en seguida coge ritmo y tono y durante toda la novela es muy buena.

El argumento sería: "Gwenda Reed, una joven neozelandesa recién casada, llega a Inglaterra precediendo a su marido con el deseo de comprar una vivienda en la que iniciar su vida conyugal en la tierra de sus padres. Consigue una casa que le atrae a primera vista en Dillmouth. Pero esa atracción se convierte en preocupación cuando piensa en empapelar una habitación con motivos florales que resultan estar bajo la decoración actual, o cuando planea construir una puerta en una pared que en realidad ya tenía una puerta que luego fue tapiada. Cuando su marido Giles se reúne con ella, van a visitar a una pareja de amigos que residen en Londres, Raymond y Joan. Conocen a la tía de éste, Jane Marple, y todos van al teatro a ver una obra dramática, La duquesa de Malfi. Una de las escenas aterroriza a Gwenda, que recuerda de pronto una escena de su infancia: una mujer muerta al pie de las escaleras de la casa que pretende habitar.".

Una de las cosas que más me ha atraído del libro esta vez es que Miss Marple está en segundo plano. Los que investigan y llevan la voz cantante en descubrir el pasado son la pareja protagonista. Bien es cierto que Marple les da indicaciones y les anima a ir por algunos "lados". Pero no es la señora la que está en primer plano. Y sin embargo, es un caso claro para ella, ya que se trata de remover el pasado en base a conversaciones, pistas y pruebas.

Los libros de la Christie que tratan de remover el pasado, como este "Un Crimen Dormido" o la increíble "Némesis" (qué debería ser el último caso de Marple) son absolutamente deliciosos porque son desconcertantes. Es más fácil tratar con un crimen reciente, donde hay pistas, hallazgos, etc. Sin embargo, aquí nos fiamos de la memoria (no siempre cierta), de lo que dicen los personajes (no siempre la verdad) y de las deducciones lógicas infalibles.

En "Un Crimen Dormido" los personajes, como siempre, están muy bien definidos. Aquí cobra mucha fuerza los personajes que no conocemos del pasado, la madrastra de la protagonista y su padre. Personajes que pese a no estar vivos, están perfectamente dibujados.

En fin, una nueva novela de la maestra del suspense y el whodunit. Otra obra impecable que ha sido una sorpresa y que merece mucho la pena, con una Marple en segundo plano pero que da en el clavo, como siempre.

No hay comentarios: