martes, octubre 27, 2015

HUGO: 24 Vistas del Monte Fuji, por Hokusai

Un nuevo premio Hugo. Y para variar y diciéndolo de un modo rápido y conciso, no me ha gustado. Para nada. La obra de Roger Zelazny no me ha parecido merecedora de un premio tan prestigioso. Obviamente es sólo mi opinión y quién soy yo para criticar los premios Hugo, pero de verdad, que no le he visto nada a esta novela corta ganadora del galardón en 1986. Pero vayamos por partes.
El argumento de "24 Vistas del Monte Fuji, por Hokusai" escrito por Roger Zelazny sería: "Asistimos al viaje de la protagonista por Japón. Va recorriendo el país recreando 24 de las treinta y seis vistas del Monte Fuji que hiciera Hokusai. Pero no es un viaje de placer, se trata de un viaje con mucho trasfondo donde la protagonista está buscando algo, entre otras cosas así misma."

El libro es muy profundo, filosófico y muy bien escrito. Eso es innegable e indudable. Sin embargo el trasfondo de Ciencia Ficción en el que está englobada la historia no me ha encajado para nada con el hilo argumental de las 24 vistas. Sobre todo sin poder comparar el original de Hokusai como hace la protagonista en el libro. Además, el "Macguffin" de Ciencia Ficción que hay en la historia no es para nada nuevo, o al menos, no me ha sorprendido lo más mínimo, es bastante predecible (el final no es sorprendente, se adivina 10 páginas antes) y resulta bastante sencillo y si se me permite pueril para un premio Hugo.

Si no llega a ser una novela corta, y que el libro está tan bien escrito (erudito es la palabra que me viene a la mente) lo habría dejado sin terminar. De verdad, no me ha enganchado para nada la lectura, estaba como a cientos de kilómetros de Mari, la protagonista. No me he creído su descenso a los infiernos, ni sus tribulaciones ni la historia para con su marido. Me resultaba aburrida y sin sentido.

Además, el supuesto puzzle que nos presenta Roger Zelazny en la historia de Mari no lo he visto por ningún lado. No he sentido que estaba ante una gran novela (corta) de Ciencia Ficción, si no sólo ante un pequeño cuento sobre Japón y su icono Fuji con un trasfondo tan leve de SF que no encaja.

En fin, una verdadera pena. Siento que he perdido el tiempo con esta novela y que no le he visto las bondades y grandezas que la hicieron merecedora de tantos premios. Supongo que no me vendría mal una charla con George R. R. Martin para que me explicara que ve él en la novela.

No hay comentarios: