viernes, noviembre 27, 2015

Cicatriz

Charlando con Juan Gómez-Jurado le dije que después de haber leído el 6% de "Cicatriz" me había sentido como en el inicio de "El Paciente" y que yo veía muchas similitudes. Se rió, ya que se alegraba de que, en cierto modo, había descubierto algo por mi mismo que no es tan fácil como parece. Y hasta ahí puedo escribir sin estropear cosas.  

"Cicatriz" es una novela acojonante. Es muy buena. Me cuesta decir si es la mejor de Juan o no. Él dice que si. Yo tengo mucho cariño a "Ladrón" y al "Emblema". Además, "El Paciente" fue sin duda lo mejor del 2014 literario como ya comenté aquí. Me da igual si es la mejor de Juan o no. Es trepidante, cojonuda, alucinante y sólo se pude decir que la compres y la leas. La tienes aquí al impresionante precio de 4,75€. REGALADA.

No voy a decir nada del argumento. Juan, en persona, nos pidió que no dijéramos nada del mismo. Y la editorial lo pide también. Una vez que lees la primera página te dará igual si el argumento era a priori interesante o no. De verdad. Habrás sido atrapado por la historia de Simon Sax. Punto.

De hecho, una de las cosas que más me ha gustado de "Cicatriz" y que es una virtud como la copa de un pino, es la capacidad de Juan para disfrazar un montón de sentimientos y de pequeñas historias que nos quiere trasmitir en medio de una novela de acción y misterio. "Cicatriz" habla de muchas cosas (de nuevo me siento incapaz de hacer una lista, sería quitarte emoción como lector) y todas ellas bien construidas y definidas.

La otra parte alucinante de "Cicatriz" son los personajes. Simon e Irina son perfectos. En el sentido literairo. Están perfectamente construidos, contados, narrados y SENTIDOS. Sobre todo Irina. Escuchar de boca de Juan contar como en cuatro segundos pegado a un cristal de un gimanasio nació la motivación incial, la chispa de Irina y luego leer las cosas que escribe a través de ella es alucinante. Qué daño puede tener alguien tan dentro para convertirse en la "Irina" del libr. Los personajes de Juan son personajes INTERESANTES. Normales, que hacen cosas que en el fondo las podríamos hacer cualquier. Sienten miedo, amor, angustia, venganza, ganas de poder, etc. Y sobre todo, transmiten todo eso a la vez que están inmersos en una vorágine trepidante de acción, historia y sin tiempo para reaccionar.

La otra cuestión que deja con la boca abierta es la capacidad para narrar en primera persona en presente de Juan. A través de Simon sobre todo. Es un ejercicio duro y sin concesiones. Qué si sale mal, destrozas el ritmo del libro y la historia. Pero Juan Gómez-Jurado sale airoso y con excelente de nota. Pensar en los quebraderos de cabeza que narrar así le habrá costado ya da dolor de cabeza.

Y también no quiero dejar de pasar por alto que una vez más Juan nos engaña. Caes en la trampa que te tiende a través de la historia y de los personajes. Esa disculpa de estar contando algo y contar otra cosa. Y el lector, atrapado en las garras de "Cicatriz" se deja engañar. Chaupau amigo.

En fin, UNA NOVELA CON MAYÚSCULAS. Una historia hilada, que cuenta con múltiples facetas, llena de detalles increíbles. Documentada y escrita con una mano magistral. Una vez más, darle las gracias a Juan por su trabajo, su dedicación y su coherencia. Y gracias por aquel apretón de manos sincero tras la conversación más divertida sobre libros (y títulos de sus novelas) que he tenido en años. Y gracias por su paciencia al contestar preguntas de tipos que queremos saber cosas :)

No hay comentarios: