lunes, enero 25, 2016

El Domador de Leones

A este libro le tenía muchas ganas. Supone que, por ahora, ACABO con una saga de nueve libros. Nada más y nada menos que desde 2011 cuándo leí el primero, hasta enero de 2016 que he devorado este novena entrega.

En primer lugar, voy a recordar dónde podéis leer mis opiniones de los OCHO libros predecesores: (1) "La Princesa de Hielo", (2) "Los Gritos del Pasado", (3) "Las Hijas del Frío", (4) "Crimen en Directo", (5) "Las Huellas Imborrables", (6) "La Sombra de la sirena", (7) "Los Vigilantes del Faro" y el (8) "La Mirada de los Ángeles".

Este "El Domador de Leones" tiene la misma estructura que todos los anteriores. La Camilla Lackberg no es que arriesgue mucho, y tampoco lo necesita. El 99% del libro es bueno, como los dos primeros o incluso recuperando el ritmo de los dos anteriores. Es la mejor Lackberg, esa que mezcla como nadie las historias del presente y el pasado. Además, en este "Domador" sin caer mucho en el spoiler, se trata de unos crímenes muy atroces y horrendos, tanto los del pasado como los del futuro. Así que te mantiene pegado como siempre a las hojas del mismo. Quizá sea uno de los más oscuros de la saga, si no el que más.

El argumento sería "En pleno invierno sueco, Victoria, una chica que desapareció hace cuatro meses es atropellada por un conductor que no pudo evitarla. La chica salió de la nada del bosque. Lo inquietante comienza cuando se descubre que la joven presentaba marcas atroces y todo indica que ha sufrido torturas inimaginables que la han llevado al borde de la muerte. En la comisaría de Bertil y Patrick comenzará una investigación que unirá el pasado con el presente más duro.".

Cómo decía más arriba, creo que podríamos estar ante la historia más oscura y estremecedora de la saga. La investigación principal revelará matices más duros a los que nos tiene acostumbrados la autora, violencia despiadada con menores, desesperación e impotencia. Además de una sensación de que no vamos a llegar al final del caso muy intensa y agobiante.

Sin embargo, quizá ahí radica el 1% que no me ha gustado. El final. El final de este libro, en cuanto al desenlace del caso me ha parecido excesivamente rebuscado y enrevesado, hasta para Camilla Lackberg. Es decir, normalmente en los anteriores todo encajaba. Parecía incluso plausible y real. Pero en "Domador" la cosa me parece excesivamente compleja, demasiado complicada y concebida para impactar en lugar de parecer real. En fin, es una sensación personal, pero no me ha gustado el desenlace del caso.


Sin embargo, el desenlace de la trama principal, el del hilo conductor de las nueve entregas, si que está bien. Patrick, Erika, así como el resto de personajes (alguno me fascina como Bertil Melberg y sus patanería) siguen muy en forma y hace que no sólo quieras seguir leyendo para saber qué sucede con la investigación en curso, sino para conocer más de las vidas de nuestros protagonistas que son como de la familia ya. En este libro se avanza mucho más que en entregas anteriores, y eso es de agradecer. 

En fin, una nueva entrega de una saga ya legendaria en cuanto a ventas. Siguen siendo libros ligeros, aunque este sea duro y sin concesiones, pero Camilla escribe bien, las tramas son muy buenas y los personajes en forma. Qué más se puede pedir...

No hay comentarios: