lunes, febrero 08, 2016

El Bouquet del Miedo

La segunda novela de Xabier Gutiérrez para un servidor ha sido muy esperada. Después de debutar en la novela negra policíaca con "El Aroma del Crimen" (mi crítica aquí) esta "El Bouquet del Miedo" es la continuación. Aquella primera estaba muy bien, merecía mucho la pena por mezclar con buena mano el mundo de la cocina y el crimen. Además de estar ambientada aquí mismo, al lado de casa. Cosa que se agradece. Pues bien, la continuación tiene exactamente las mismas virtudes que su predecesora, además de una historia un poco más pulida y redonda.

Lo primero es que "El Bouquet del Miedo" empieza muy bien. Sabemos que se va a mezclar el pasado con el presente, pero con intriga y unas ganas de seguir leyendo terribles. Además, conocemos al protagonista, a su familia y sobre todo el mundo en el que se mueve. Pero además, Xabier ha mezclado el mundo de la vendimia, y sobre todo de la pasión de la elaboración de los vinos con el de la gastronomía vasca y el misterio.

El argumento de esta segunda novela de Xabier Gutiérrez sería: "En septiembre, poco antes de la vendimia y de la recolección de la uva, a Vicente Parra, subcomisario de la Ertzaintza, le asignan la investigación del asesinato de la enóloga Esperanza Moreno, de las Bodegas Sáenz, en la finca Marbil, una de las más prestigiosas haciendas de La Rioja, y productora del apreciado vino VVV. Su cuerpo sin vida, con la garganta seccionada, apareció en su piso del barrio antiguo de San Sebastián, en medio de un charco de sangre. Aparentemente es un crimen pasional pero, a las pocas horas del hallazgo del cadáver, desaparece el novio de la víctima, Roberto, un operador de cámara de televisión de un exitoso programa de cocina, dirigido por un famoso cocinero vasco. La investigación de la Ertzaintza se topará con el mundo del vino y de la alta cocina vasca. Además, de las vidas personales de la familia del subcomisario.".

Como decía la mano de Xabier nos lleva por unos derroteros que ya conocíamos en su anterior novela. Pero además, yo creo que la historia es mucho más elaborada y pulida, más redonda. La historia de Marbil es muy truculenta, así como el pasado y el presente mezclados. La investigación va cuadrando poco a poco, y acaba en un final duro y sin concesiones, quizá muy abrupto para algunos y con cabos, detalles pequeños, sueltos.

En fin, una novela de crímenes y policíaca. Qué mezcla el mundo del vino y la gastronomía vasca con el crimen. Dura y seca, sin concesiones, y sobre todo, de aquí. Cercana, bien contada y entretenida. Qué más se puede pedir.

No hay comentarios: