lunes, febrero 01, 2016

Jobs (película)

Película de Netflix de sábado por la noche. La verdad es que la figura de Steve Jobs es atractiva por todas las connotaciones buenas y malas que tuvo. Genio, egocéntrico, loco, amante de las magufadas que lo llevó a la tumba, creador de productos increíbles, inadaptado, etc. Una película basada en su biografía pedía a gritos verla, aunque el resultado final haya sido muy decepcionante.

El argumento de "Jobs" sería: "La película empieza en 2001 con Steve Jobs (Ashton Kutcher) presentando el iPod en una reunión de Apple. Luego retrocede al Reed College en 1974 y de ahí irá contando varios episodios de la vida de Jobs hasta el 2001. Como por ejemplo su viaje por la india junto con un amigo, su infructuoso trabajo en Atari, como se forja la amistad con Steve Wozniak, el Apple I, el uso del garaje de sus padres, el contacto con Mike Markkula, el desarrollo del Apple II, Lisa, la llegada de John Sculley a Apple, el destierre de Jobs, Next, Macintos, Gil Amelio, la vuelta, ect. La película culmina cuando Jobs graba el diálogo para el comercial «Think Different» en 1997.".

La cinta tiene un problema muy grave y es que no tiene claro lo que quiere contar. El guión es nefasto en unir los episodios unos con otros y en tratar de contar una línea argumental. El personaje central no es capaz de unir las piezas, y el hecho de que vayan entrando y saliendo personajes no ayuda. La cinta presupone un conocimiento del personaje y de la historia, que en caso de no tenerlo, hacen naufragar el resultado.

Lo único reseñable es la actuación de Ashton Kutcher. Vista en VOSE el trabajo del actor es inmenso. Sobre todo, en la parte de imitar a la perfección los gestos, las maneras y las reacciones del personaje real. He visto "keynotes" del Jobs real, así como vídeos y documentales reales. Y en casi todo el metraje de esta película Kutcher desaparece para que pensemos que estamos ante el Steve Jobs real. De verdad. Y me refiero no sólo a gestos y maneras, si no también a entonaciones, acentos, reacciones, accesos de ira y demás. Perfecto.

Pero esto también es un lastre, ya que el resto de actuaciones no están a la altura. No es que sean malas, ni mucho menos, es que son eclipsadas por el actor y el personaje. Una pena.


En fin, una pena de película. Un personaje tan bien interpretado pero carente de interés lo que se cuenta arruina la experiencia. Habrá que ver otras versiones que se han hecho del personaje y de la historia.

No hay comentarios: