lunes, marzo 07, 2016

Ex Machina

Si a estas alturas no he dejado clara mi admiración y gusto por la Ciencia Ficción, estoy haciendo algo mal en este blog. El género por excelencia que devoro en libros y películas (aunque no el único como queda demostrado) que permite contar las historias más inverosímiles pero a la vez hablar de muchas cosas humanas, interesantes y del día a día. Eso es "Ex Machina". Una muy buena película sobre la inteligencia artificial y lo que nos hace humanos, contado en un cuento sobre robots y personas.

Lo primero que destaca "Ex Machina" es lo austero de su presentación y formato. Sólo cuatro actores en un escenario muy reducido. Mucho. Salvo por los escenarios iniciales con unos paisajes excelentes, todo trascurre entre 4 paredes. Bien podría ser, si no llega a convertirse pronto, en una obra de teatro. Pero la sencillez de este planteamiento esconde un trasfondo muy profundo. Ya que el argumento central es que Caleb (Domhnall Gleeson) realice la prueba de Turing a un robot fabricado por su jefe, el magnate Nathan (Oscar Isaac). La idea es que Caleb compruebe y determine si AVA (Alicia Vikander) tiene inteligencia propia, si es capaz de pasar por una persona.

La cinta trascurre en apenas 7 días. La acción está muy concentrada y los diálogos son la pieza base sobre la que gira todo. Eso si, apoyados en unos EXCELENTES EFECTOS ESPECIALES. De hecho, respondiendo a la pregunta de lo que nos hace humanos, parte de ello versa sobre la apariencia. AVA juega con su cuerpo (semitrasparente que deja ver los componentes electrónicos) tapándolo con ropa para parecer más humano, o no. Incluso en una escena preciosa, desnudándose, con un alto contenido sexual, pese a lo que vemos finalmente es un robot. Magistral.

El trabajo de los cuatro actores, sobre todo los tres principales es excepcional. La Vikander destaca en la presentación de una humanoide que tiene que demostrar que sus sentimientos, que su comportamiento es inteligente, a la vez que lucha con un cuerpo electrónico. Ver moverse a Alicia Vikander como un robot aún cuando está cubierta por ropas y peluca que la hacen humana a la vista es impresionante. Y al revés. Verla comportarse, amar, sufrir, llorar, dialogar como una humana cuando percibes que es un robot es desconcertante. Un trabajo magnífico el suyo.

Además de los dos actores masculinos que tienen unos duelos en forma de diálogos muy duros. Incluso hay momentos en que dudas de quienes son los humanos entre ellos dos (la película tiene una escena dura en este sentido). Actores que no son de primera plana (aunque ambos actores masculinos han salido en la última de Star Wars) pero que hacen un trabajo excelso. Magnífico.
 

Además la cinta tiene una componente geek. Se habla del test de Turing, de programación, de inteligencia artificial y de muchas otras cosas interesantes. Toda la presentación tiene un componente futurista muy bien montado. No hacen falta explicaciones grandiosas sobre el cerebro de AVA, no. Ni sobre la tecnología que permite ese cuerpo artificial, etc. Todo encaja como un guante.

En fin, hay muchas más cosas que contar de la cinta, pero lo mejor es que vayáis a verla. Merece mucho la pena. Sencilla, pero dura y sin concesiones. Directa a hablar de cuestiones trascendentales, de engañar, de sufrir y sobre todo, de pasar casi dos horas pegado a la pantalla queriendo saber que pasa con AVA. Y sobre todo, ¿es inteligente o sólo es una estupenda programación?....

No hay comentarios: