miércoles, abril 27, 2016

HUGO: La Frontera del Sol

Relato (largo casi novella) ganadora del Hugo en 1976 de Larry Niven. Creo que la primera novela que leo de este prolijo autor (que tiene más "Hugos" en su haber) y que desde ahora, estará entre mis autores a seguir de cerca. Esta "La Frontera del Sol" es una space opera al uso, en formato de "relato largo" muy directa y con un final apoteósico. Además es el típico libro de SF en el que la física y las matemáticas juegan un papel importante, sin ser un tocho, sin resultar duro. Están ahí para explicar lo que podría pasar y lo que en realidad está pasando. Muy bueno en este aspecto, muy al estilo "Asimov" justificando científicamente las cosas.

El argumento de esta novela sería: "Beowulf "Bey" Shaeffer es un piloto espacial muy bueno. Quiere regresar a la Tierra y se embarca en una nave espacial con su amigo Carlos Wu (una persona excepcionalmente inteligente y que maneja todas la ciencias) y con Sigmund Ausfaller que pertenece a la Oficina de Asuntos Alienígenas. Tendrán que pasar cerca del Sol para regresar a la Tierra, justamente por dónde han desaparecido recientemente hasta ocho naves espaciales sin dejar rastro y de una manera aún no identificada. Ausfaller en realidad quiere investigar el hecho y meterse en la boca del lobo, acompañado de Carlos y de Bey. La nave que llevan esconde armas y camuflaje con la intención de destruir a quién esté detrás de los robos, si es que son eso, de las naves. Sin embargo el fenómeno que está haciendo desaparecer las naves será más complicado de lo que parece.".

La novela como digo, partiendo de la space opera, tiene una componente científica (matemática y física) muy grande. Pero intercalada con la acción y con los diálogos interesantes de los protagonistas. Carlos Wu es un ser muy especial y será clave todo lo que es capaz de inferir de la ciencia detrás de las desapariciones. Bey es un hombre de acción y se verá mezclado en los asuntos.

La novela es muy buena. Tiene ese típico comienzo lento, que dura muy pocas páginas para meternos de lleno en la acción y sobre todo para precipitarse en un final lleno de ciencia y acción, al más puro estilo años 70 de la SF espacial.

En fin, una novela corta de Niven muy buena. Digna del Hugo y de representar lo mejor de la space opera de esos años. Con personajes interesantes, con escenas llenas de fantasía pero justificadas con ciencia. Con agujeros negros, naves espaciales, piratas y resoluciones imposibles. Merece la pena.

No hay comentarios: