lunes, junio 06, 2016

Matar es Fácil

Esta es la primera novela de Agatha Christie que leí en mi vida. La tengo especial cariño por ello, sin que sea de las mejores, pero como digo, la tengo en un lugar especial en mi corazón. Como digo no estamos ente la mejor novela de la anciana, ni mucho menos. No está protagonizada por ninguno de sus personajes principales (Poirot, Marple, etc.). Sin embargo su mejor virtud es que se lee muy fácil, es muy sencilla en este aspecto, pero sobre todo, que como siempre, nos sorprenderá todo lo que se va descubriendo.

El argumento sería: "En el transcurso de un viaje en tren, Lucas Fitzwilliam se sienta al lado de la anciana señorita Pinkerton. La anciana relata unas historias sobre asesinatos perfectos en el extraño pueblo de Wychwood. Le cuenta que el doctor Humbelby va a ser el siguiente en morir. Ella misma se dirige a la policía a denunciar el hecho, ya que cree saber quién es el asesino. Al día siguiente, Lucas lee en el periódico que el doctor Humbelby falleció y que la señorita Pinkerton fue arrollada en Londres cerca de una comisaría. Lucas decide visitar el pueblo, se hace pasar por un escritor que está buscando información para su siguiente novela. Al llegar descubre que Wychwood es un lugar lleno de gente; unos que guardan un gran secreto y otros que no vivirán lo suficiente para compartirlo."

Lo primero es la perspectiva de estas obras de la anciana señora. "Matar es Fácil" es de junio de 1939. Y se sigue pudiendo leer como el primer día porque no pasa de moda. Lo segundo es que como decía es una de las obras más fáciles de leer y es ideal para iniciarse en el universo de la autora. La investigación es un ir y venir entre los distintos sospechosos, se basa en los diálogos y las pistas que estos dejan. Como siempre, tendremos una pequeña vuelta de tuerca al final de la historia, de esas que no te las ves venir, y te deja un poco con cara de tonto, pero es perdonable porque como digo es muy entretenida.

- (...) ¡Tantas muertes! Es bastante difícil cometer tantos asesinatos, ¿verdad? 

- No, no, muchacho. Se equivoca. Matar es fácil, mientras nadie sospeche de uno. Y, además, el culpable es la última persona de la que se sospecharía.


En fin, "Matar es Fácil" es un lectura sencilla, que merece la pena para poner entre las primeras de  leer de la autora para entrar en su mundo. No es redonda, no es genial, pero tiene todo lo que debe. Merece la pena.

No hay comentarios: