miércoles, agosto 10, 2016

Asesinato en Mesopotamia

Otro pequeño pasito en el repaso a la prolija obra de Agatha Christie. Este "Asesinato en Mesopotamia" hace el número 30 de esta lista particular mía. Puedo decir que de esta novela no recordaba absolutamente nada. De hecho, me atrevería a decir que no la había leído. Y me ha gustado un montón, me ha enganchado mucho, como hacía tiempo que no lo hacía la señora.

El argumento de esta novela sería: "Estamos en pleno desierto Iraquí. En una expedición inglesa y estadounidense liderada por el arqueólogo muy reconocido El Dr. Leidner. Sin embargo, su mujer, que le acompaña por primera vez no se encuentra bien. Ella tiene signos de una creciente manía persecutoria que le provoca aterradoras alucinaciones. Aunque nadie da mayor importancia a sus temores, aunque ella piense que pretenden asesinarla, su marido contrata a una enfermera para que cuide de ella. Es precisamente esta mujer, Amy Leatheran la que nos narrará lo que ocurre, que fatalmente es que encuentran asesinada a la señora Leidner. Con la ayuda de Hercules Poirot que estaba en el país de viaje, ambos, enfermera y detective desentrañarán el caso, sobre todo, centrándose  en la personalidad de la fallecida y en la relación con todos los que están en la expedición."

Me ha gustado mucho el libro, porque es uno de esos en los que tenemos el punto de vista durante todo el relato, TODO, de un personaje que no es Poirot. La historia la cuenta en primera persona la enfermera, que será crucial para entender como se resuelve el caso. Además, como la enfermera está envuelta en el caso de primera mano, será un componente preciso para la investigación.

Otra de las cosas que me ha encantado es como, una vez más, la señora juega con nosotros y las premisas del asesinato de la señora Leidner. El caso tiene que esperar hasta muy al final para el giro crucial de la investigación, y eso es muy bueno.

Además, este es un caso en los que Poirot no tiene pruebas. Sólo él sabe como TUVO que ser. Demuestra por la lógica como fueron las cosas, pero no tiene pruebas. Y encima tiene que investigar en el pasado de los personajes, siempre a través de sus conversaciones y pesquisas, muy en el origen del detective Belga.

En fin, una nueva novela de la señora. Me encanta enfrentarme a ellas y sorprenderme de lo buenas que son hoy en día. De la maravilla que es que una novela escrita en Julio de 1936 (es decir, hace 80 años) siga siendo tan buena e incluso, actual. Belleza literaria, sin duda.

No hay comentarios: