lunes, septiembre 12, 2016

Crónicas del Druida de Hierro 8: Staked

Pues por fin he llegado al último libro de la saga publicado, el octavo. El autor está escribiendo el noveno, que creo ha anunciado que será el último. Esta saga es muy buena, dentro de su género, la recomiendo fervientemente, como he hecho en cada uno de los libros que he leído de ella. Pero si es cierto que tengo ganas de que tenga un final. de cerrar la historia. Si queréis leer las otras críticas de los anteriores libros, no tenéis más que pinchar en la etiqueta "Druida Hierro" o aquí.

Este octavo libro, comienza justo dónde acabó el séptimo. Es una continuación "al día siguiente" ya que aquel quedó totalmente con la acción suspendida. El argumento sería: "Cuando un druida ha vivido durante dos mil años como Atticus, se ve obligado a estar en malos términos con algunos vampiros, puede que incluso legiones de ellos. Es más, su ex-amigo y asesor legal resultó ser un chupasangre traidor. Liderados por Teophilus los vampiros quieren exterminar a los tres druidas que aún quedan en la tierra. Atticus tendré que hacerles frente, y encima está sólo, ya que Granuaile y Owen tienen sus propios problemas. El intratable archidruida Owen Kennedy está teniendo un pequeño problema con un troll; las deudas mágicas duran más de lo que uno cree. Mientras tanto, Granuaile está desesperada por liberarse de la marca del dios nórdico Loki y eludir sus poderes de adivinación, una búsqueda que le pondrá cara a cara con varias pesadillas eslavas. Mientras Atticus hace de trotamundos para detener a su némesis Teophilus, el viaje lo lleva a Roma. ¿Qué mejor lugar para poner fin a un inmortal que la Ciudad Eterna?".

De nuevo me sigue sorprendiendo la capacidad de Kevin Hearne para desarrollar una acción trepidante página tras página y para que las confrontaciones de este libro sean totalmente nuevas y espectaculares y no repetirse. No hay un segundo de descanso, en Toronto, en la corte Fae, en Roma, en Polonia, en Berlín, en Tampa, en Tempe, etc. En cada sitio dónde están los Druidas se lía parda con toda clase de seres, Dioses, y demás personajes fantásticos.

La capacidad de Kevin Hearne para situar la acción en muchos lugares a la vez, pero tan diferentes y que la localización se integre tan bien en la trama me encanta. Lo que ocurre en Toronto se imbuye de Canadá, Roma deja su sello en la escena en sus calles, y así todo.

Además la historia de los personajes, de Atticus, de Granuaile, de Owen y de los dos lebreles crece y avanza. Nada de estancarse. De hecho, es el motor de esta octava historia creo. Es dónde Atticus se da cuenta del precio de sus acciones, de las consecuencias que tienen sobre los que ama. Y entiendo que por ahí va a ir el final de la saga.

Por cierto, el enfrentamiento final en Roma, y hasta ahí puedo leer, es TREPIDANTE, DURO, REALISTA y realmente vivo. Sería una escena alucinante en el Cine, de esas de 100% acción y adrenalina. Está muy bien relatado y escrito. Merece la pena.

La parte mala es que sigo leyéndolo en inglés por la mierda de editorial que es Timun Mas. Cuesta mucho leer cada tomo nuevo porque los nombres, la mitología y que hay muchos idiomas involucrados. Pero la saga merece la pena mil veces, siempre que el género de fantasía medieval sea lo tuyo.
--------------------
Lo siento Timun Mas, pero te va a comprar un libro tu puta madre. 
Me he gastado casi 23€ en los dos primeros libros comprados para kindle en Amazon.
Los compré porque leí muy buenas críticas, leí un capítulo avanzado en alguna web que los tenía de forma "legal" y decidí que merecía la pena.
Hice bien, los libros lo merecen. Pero cuando acabo el segundo y trato de comprar el siguiente, resulta que me entero que habéis CANCELADO la serie por bajas ventas. Cabrones.
Luego las editoriales se quejan de la piratería y bla bla bla. Mierda. Puta mierda.

  • Tenéis un modelo de negocio de hace siglos que no evoluciona y nos jodéis a base de bien a quién queremos comprar y leer libros. 
  • Cómo coño queréis tener lectores fijos si hacéis esto con series y sagas. 
  • Y no es la primera vez que lo hacéis. 
Lo dicho, ojalá quebréis y os vayáis a la mierda

No hay comentarios: