lunes, septiembre 19, 2016

Crónicas Marcianas

La verdad es que no tenía perdón que no hubiera leído este libro de Ray Bradbury. No es que sea una genialidad, pero si es un "must read" y sobre todo es un ejemplo de que la Ciencia Ficción, a veces, deja de ser eso, SF y pasa a la fantasía con mucha facilidad. Luego explicaré porqué digo esto.

Resumiendo mi lectura, es un libro fantástico, en todos los sentidos, aunque sin una estructura clara, ya qué, de hecho, NO es un libro, si no un compendio de relatos, sobre el mismo tema, que al seguir una línea cronológica y el mismo escenario, pueden leerse seguidos, pero como digo, forman un todo muy curioso.

"Crónicas Marcianas" narraría la llegada del hombre a Martes, su colonización y todo lo que vendrá después, incluyendo guerras y problemas tanto en Marte como en la Tierra. Son muchos relatos, expuestos de manera cronológica y algunos de ellos compartes personajes, pero a parte del hecho cronológico y hablar de Marte y el ser humano, cada uno de ellos constituye por si mismo una pequeña joya.

Decía al principio que los relatos son más fantásticos que Ciencia Ficción. Pues si, Bradbury se olvida de muchos hechos científicos demostrados en aquella época sobre Marte y simplemente construye un planeta que le viene bien para sus propósitos, ahora sí, de SF, que es el criticar el devenir humano de las guerras, la colonización y advertirnos que el camino seguido nos llevará, sin duda alguna, a la destrucción de la raza humana. Cuando digo que a Bradbury "se la sopla" la Ciencia Ficción, es literal. Por ejemplo le asigna a Marte una atmósfera respirable por los humanos, y así una larga lista de cuestiones que hacen de Marte un sitio ideal para la vida humana. Pero es lo de menos, esta es la parte fantástica, y "mola" mucho.

Los relatos son todos de una calidad increíble, pero me quedo con uno "La Tercera Expedición". Tiene todos los ingredientes de la mejor SF y Fantasía oscura, dura y sin concesiones. Con sorpresa, con atmósfera de terror, de misterio y con ese halo de la Ciencia Ficción de los años 50. Impresionante. Y el cierre, ese relato titulado "El picnic de un millón de años" también es muy bueno. Un colofón artístico, con alguna que otra pirueta y sobre todo con una licencia poética al final que cierra el compendio muy bien.

Además, resulta curioso que lo que Bradbury imaginaba como el futuro muy lejano ocurra entre enero de 1999 y octubre de 2026, que es el tiempo ficticio que abarcan los relatos. Es increíble que en los años 50 pensasen que el año 2000 y sucesivos (recuerden, estamos a septiembre de 2016) fuesen el futuro. Bradbury vaticina cosas como la superpoblación, pero se queda corto en las cifras que imagina para esos años. Las hemos superado con creces.

En fin, una colección de relatos que constituyen una obra curiosa, muy buena y sobre todo fantástica, que merece la pena leer. Los relatos son de 1947 hasta 1950. Parece increíble como la buena literatura puede sobrevivir al tiempo. Y merece la pena ver como hace tantos años, se imaginaban que sería la conquista de Marte. Algo, a lo que aún estamos lejos, pero cada vez más cerca.

No hay comentarios: