martes, noviembre 01, 2016

El Tiempo es el que es

Este libro forma parte del universo del "Ministerio del Tiempo", la exitosa serie de los hermanos Olivares. Decir que las dos temporadas de la serie me han parecido muy buenas. Una gran idea, bien ejecutada, divertida, entretenida, bien hecha y muy bien interpretada. Con un diseño de producción excelente que ha sacado partido de un presupuesto amplio, pero nada exorbitante. Una serie que no parece española, o dicho de otra manera, no está en la línea del 99% de las series de Antonia 3 y Tela hinco.

El libro es como ver tres episodios. Sólo que al tener el formato literario, no está circunscrito a las restricciones de presupuesto, ambientación, interpretación, etc. Es decir, puede expandirse por lugares, escenas y argumentos que en la pequeña pantalla serían muy difíciles de llevar a cabo. Además, como ya tenemos en la retina a los personajes, no hay que inventar en este sentido. La imaginación se centra en el argumento y en las escenas de acción.

El argumento se sitúa en la segunda temporada, hacia el final, cuando Pacino ya no está. Más o menos cuenta esto el libro: "En la biblioteca de un convento, alguien fotografía un códice del siglo VIII. Pasando páginas, llega a una en la que con caligrafía moderna se lee: «Me llamo Elías Sotoca y estoy atrapado en el año 780». Cuando la noticia llega al Ministerio del Tiempo, la sorpresa es total. Sotoca es un agente de alto nivel al que se dio por desaparecido hace años. Amelia, Alonso y Julián parten de inmediato hacia 780 para rescatar al compañero perdido.
Tras la misión en el medievo, la patrulla acaba por error en Cartagena de Indias, uno de los puertos más importantes de la época colonial, en el año 1603. Allí deben convencer al capitán de uno de los galeones de que les permita embarcar, como paso previo para regresar a 2016. Pero entonces conocerán a un personaje histórico que sobrevive en el anonimato y que deberán salvar para que la historia no cambie.
Cuando parece que todo ha terminado, se produce una emergencia que requiere la inmediata participación de los agentes; con apenas 20 años, Lola Mendieta que aún no ha ingresado en el Ministerio es detenida por los nazis en Canfranc. ¿El motivo? Ser espía de las fuerzas aliadas en la Segunda Guerra Mundial. Lo que en principio parece una sencilla misión de rescate se complicará hasta el punto de que la victoria final de los aliados sobre los nazis se ponga en peligro.".

El libro está muy bien. De hecho, que estén detrás Anaïs Schaaff y Javier Pascual que son guionistas de la misma es una garantía. Eso si, entiendo que si el libro me ha gustado es porque la serie era de mi agrado. Sin ser un "Ministerico" (un fan absoluto) soy seguidor de la ficción y estaba enganchado. El libro explota eso.

No lo recomendaría para alguien que no conozca la serie o no le guste. Ya que se dan por supuestas tantas cosas, que por un lado, algunas cosas no se entenderán y por otro, la "suspensión de incredulidad" necesaria se irá al traste.

En fin, un libro ideal para los amantes de la serie. Está muy bien hecho, es parte del Universo de la misma y se lee con fruición y se disfruta. Qué en los tiempos que corren, ya es bastante. Como siempre, mi absoluto agradecimiento a los hermanos Olivares (sobre todo a quién nos dejo tan pronto) por una idea absolutamente brillante y unas ganas de hacer buenas series en este país. Y al elenco que hay detrás, técnico, artístico y de cualquier índole. Tienen una ilusión por "El Ministerio" que es contagiosa.

No hay comentarios: