jueves, noviembre 17, 2016

HUGO: El Problema de los Tres Cuerpos

Tenía muchas ganas a este premio Hugo. Muchas. Se trata del premio Hugo a la mejor novela de 2015, es decir, el del año pasado.

Se trata de una novela de un escritor (prolijo) chino, Liu Cixin. No es habitual que un escritor de esa nacionalidad tenga tanto éxito fuera de su país. Pero Liu Cixin lo merece, ya que tiene decenas de novelas largas y cortas de Ciencia Ficción. Y esta en concreto, que inicia una trilogía (y como veremos, eso es un problema) ha cosechado muchas, muchísimas buenas críticas.

"El Problema de los Tres Cuerpos" es la primera de tres novelas. Las siguientes, que espero se publiquen en España en 2017 y 2018, son "El Bosque Oscuro" y "El Fin de la Muerte". Es un libro denso, largo y es bueno. Pero he de reconocer que esperaba mucho más. Bastante más. No puedo dejar de pensar que esta obra, que está bien, es inconclusa, falta de ritmo y sobre todo, como ya comentaré, con un final desastroso.

La historia de "El Problema de los Tres Cuerpos" sería: "Comenzamos en uno de los episodios más caóticos, sangrientos y revueltos de la historia de China: la Revolución Cultural y su limpieza ideológica y física. El régimen Comunista está en pleno apogeo y entre otros, la comunidad universitaria es un claro objetivo. La protagonista, Ye Wenjie presencia la tortura y muerte de su padre, profesor de física, que no renuncia a la ciencia a pesar de costarle la muerte. Su hija, que saldrá mal parada y marcada políticamente es reclutada para un proyecto militar extraño: Costa Roja. De repente, saltamos a años más tarde, con la revolución ya muerta y con una sociedad que trata de olvidar. Wang, especialista en nanomateriales, es contactado por el ejército y la policía como parte de una investigación de una sociedad emergente llamada Fronteras de la Ciencia, que podría estar implicada en el suicidio de varios científicos. Wang acabará conociendo a una ya anciana Ye Wenjie y un misterioso videojuego llamado Tres Cuerpos, que presenta un mundo cuyo desarrollo está sujeto al problema de la física del que toma nombre. Y Wang experimentará algo muy extraño....".

Mi primer problema con la novela es que tarda en arrancar. Mucho. Hasta más o menos el 20% de la novela no hay Ciencia Ficción. Efectivamente, en ese momento hay un "McGuffin" de primera y da un vuelco, pero cuesta mucho meterse en ella. Esa primera parte es sobre la historia China y la revuelta. Entiendo que para el mundo asiático será apasionante, pero aquí deja frío. Por desconocimiento. Y más tratándose de una novela de SF. Si es cierto que el libro trata sobre la sociedad, sobre lo que nos divide. Sobre como manejamos el basto y potencialmente peligroso conocimiento científico. Y ese 20% introductorio tiene sentido. Pero es árido.

Y como decía, el ritmo es muy dispar. Con el "McGuffin" tenemos un buen puñado de capítulos muy bueno, pero luego decae, cuando de nuevo, Liu Cixin se adentra en el problema de los tres cuerpos. Es pura Ciencia, sin mucha ficción, y se hace denso. Después, de nuevo, impresionantes páginas de SF hasta precipitarse el final....ese final.

En la última parte se precipitan acontecimientos, historia y aspectos increíbles de manera muy rápida, muy abrupta. Sin caer en el spoiler, sin poder decir mucho, pienso que esta parte final es un desastre, como lanzados a lo "bestia" para terminar el libro, dando muchísima más historia e información en el último 10% que en todo el 90% anterior. Entiendo que se trata del primer libro de tres, y que prepara la historia para los dos libros posteriores. Pero deja a "El Problema de los Tres Cuerpos", en mi opinión, mal acabado, crudo y sin terminar. Sin un climax, sin una historia cerrada y totalmente inconclusa.

Es decir, es una novela que tiene muchas cosas buenas. La historia, en general es muy buena, pero para mi gusto tiene carencias y problemas. Debo reconocer que me siento más contento con novelas únicas (nada de sagas) y que hubiera preferido una historia cerrada y conclusa. Pero es lo que hay. Ojo, es un buen libro de Ciencia Ficción y merece la pena por leer la SF china de un escritor bueno y prolijo. Pero ojo con lo densa que es, con ese ritmo tan dispar, y no os decepcionéis por el final.

No hay comentarios: