lunes, enero 23, 2017

Desde Rusia con Amor

Quinta novela de Ian Fleming sobre el agente Bond que me leo. Me encanta. De las cinco, esta es la que más me ha gustado por el momento. Los primeros capítulos son narrados desde el punto de vista soviético y son una delicia. Pero es que la acción en Estambul está perfectamente descrita y es una delicia desde el punto de vista del ritmo. Y como siempre, el personaje de Bond, James Bond, es magnífico.


El argumento de la misma sería (wikipedia dixit): "Los servicios de inteligencia de todos los países influyentes poseen una ficha detallada de James Bond, el agente secreto británico más eficaz del mundo. Pero la SMERSH, la organización gubernamental más temida de Rusia también y se ha propuesto eliminarle, poniendo en ridículo, de paso, a los servicios secretos de Gran Bretaña. El gancho perfecto es la irresistible Tatiana Romanova, una joven que supuestamente desea abandonar su trabajo en la delegación rusa de Estambul llevándose consigo un valioso descodificador de claves. Bond ha recibido la orden a de ayudarla; ella ha de seducirle mientras la perversa organización se ocupa del resto. SMERSH además del engaño, se valdrá de un poderoso asesino. Un agente soviético entrenado exclusivamente para matar."

La trama es trepidante. Tiene un inicio un poco desconcertante, pero muy bueno, con ese agente tan tétrico que es el asesino de SMERSH. Para luego continuar con todo el montaje de la operación (aunque el lector no se entera de todos los detalles) para matar y destruir a Bond y al Servicio Secreto inglés. Me ha encantado la escena en las oficinas de SMERSH dónde cada alto mando debe hablar, diciendo poco, pero dejando claro quién es quién. Magnífico.

Además, la protagonista femenina, la Romanova está perfectamente dibujada. En todos los sentidos. Si, la novela es misógina y todo lo que ustedes quieran, pero mola. Es muy políticamente incorrecta en la actualidad, pero es que la novela es de 1957. Me encanta como la guerra fría y la actualidad geomundial de la época marcan el devenir de los personajes.

Mención especial a las escenas de cama de Bond. Sobre todo la primera con la Romanova y ese cuello negro. Y hasta ahí puedo leer :)

Como libro de espías es una maravilla. Se describe como funciona el aparato de los países (Rusia e Inglaterra) de manera bastante concluyente. Pero es que además, como libro de acción es una pasada.
Eso si, de los cinco leídos hasta ahora es el que más diferente es. Bond tarda en aparecer y no hace gala de muchos de sus "trucos" y de sus habilidades hasta bien entrado el final. Como decía, la trama se ha centrado en un principio en el entramado ruso, en el plan que tejen para dañar al Servicio Secreto Británico.

De hecho, es la primera vez que Ian Fleming profundiza en el rival por antonomasia de Bond e Inglaterra, en Rusia. Esta es la clave del libro. Finalmente, el desenlace del libro, que se desarrolla en un viaje idílico en el Orient Express, es magnífico. Tensión, sospecha, acción, asesinatos, humor, romance, un buen villano, y sobre todo licencia para matar.

En fin, un libro muy pero que muy interesante. Un gran libro de espías de hace muchos años pero que sigue siendo una delicia. Merece la pena leerlo, con unos momentos increíbles de tensión en Estambul y a bordo del mítico tren que cruza media Europa. Magnífico.

No hay comentarios: