miércoles, febrero 01, 2017

HUGO: Estrella Doble

Qué gustazo recobrar las lectura de las novelas ganadoras del Premio Hugo. Y hacerlo con uno de mis autores estadounidenses favoritos, cuyas novelas no me defraudan y todas son excelentes.

Esta "Estrella Doble" es la novela que recibió el premio Hugo de 1956 (el primero recibido por Heinlein) y es absolutamente fantástica. Sobre todo, porque es una novela de Ciencia Ficción que necesita muy poco para ser SF. Es una space opera de casualidad, y sobre todo, representa los clásicos de los años 50. Además, es un compendio de los ideales políticos de Heinlein, que distan mucho de ser fascistoides como se le ha pintado por algunos iluminados que no conocen su prolija carrera.

Para mi, Heinlein es uno de los mejores de todos los tiempos. Me encanta. Sobre todo, junto a sus compatriotas Isaac Asimov y Arthur C. Clarke. No en vano, Robert A. Heinlein ganó cuatro premios Hugo (mis críticas de algunos de ellos, "La Luna es una Cruel Amante" y "El Hombre que Vendió la Luna") y fue elegido en 1974 Gran Maestro por la Asociación de escritores de ciencia ficción y fantasía de Estados Unidos (SFWA), convirtiéndose así en el primer galardonado con esta distinción.

El argumento de esta "Estrella Doble" sería: "La historia transcurre alrededor de un actor brillante del futuro, Lawrence Smythe conocido como El Gran Lorenzo. Al borde de la miseria al comienzo de la historia es contratado por un piloto espacial para representar a una importante figura pública. Lorenzo debe dejar atrás su personalidad egoísta y encarnar la figura de Joseph Bonforte, un líder político carismático de la oposición y antiguo primer ministro, que ha sido secuestrado por sus enemigos para evitar que reciba un gran honor por parte de los nativos marcianos, ser adoptado por una comunidad. Debido a las costumbres de los mismos, en caso de no hacer acto de presencia, por el motivo que sea, excepto la muerte, su honor se vería arrastrado por el cieno. El Gran Lorenzo se meterá de lleno en su papel, y las aventuras políticas junto con las únicas personas que saben del engaño se sucederán.".

Como decía al principio, el hecho de que sea una novela de SF es lo de menos. Sin embargo, como siempre, Heinlein nos cuela además de la temática de Ciencia Ficción otras historias e inquietudes que siempre le han acompañado: La administración, el gobierno, la economía inter-planetaria, la sociología y sobre todo, la POLÍTICA. Este libro es un tratado sobre un estadista y hombre de estado o de planetas, al estilo de Churchill por ejemplo.

Además, como siempre, Heinlein es muy riguroso en cuanto a los temas científicos y la base de sus historias. Se afana por explicar bien el Universo en el que se desarrolla la acción. Además, no desperdicia momentos para deleitarnos con la space opera, como ese rito de inclusión en el nido marciano al que se ve sometido el protagonista.

En fin, un gustazo de novela. Da igual que tenga tantos años, que refleje unas inquietudes muy concretas de las años 50. la prosa de Heinlein, el ritmo endiablado, y las emociones que trasmite son impresionantes. Es una obra maestra de la Ciencia Ficción y merece leerla por todas las esquinas.

No hay comentarios: