jueves, febrero 09, 2017

HUGO: La Muchacha que Estaba Conectada

Premio HUGO a la mejor novela corta de 1974. Ya ha llovido, ya. Esta novela corta, realmente corta que se lee en menos de un par de horas, es de James Tiptree, Jr. O lo que es lo mismo la escritora estadounidense Alice Bradley Sheldon, ya que lo de Triptee era el seudónimo que usó desde 1967 hasta su fallecimiento, veinte años después. Esta novela es un tanto extraña. Densa, bastante,y algo confusa por momentos. Me ha parecido una historia buena e increíble, muy original para 1974, pero por alguna extraña razón, el libro no me ha llegado a gustar. Cosa rara con un Hugo.

La muchacha que estaba conectada cuenta la historia de una mujer incapaz de integrarse en la sociedad en la que vive debido a su apariencia física. Después de un intento de suicidio es contratada en el hospital por una empresa para conectarse a un maniquí físicamente perfecto, a una chica muy jóven sin alma. Ella, conectada, será la encargada de manejar a distancia dicho cuerpo, y básicamente ser su alma y su cerebro. Además, sentirá lo que sienta dicho cuerpo, y hablará y reaccionará por ella. Estando conectada 24 horas al día consigue lo que antes era incapaz de hacer: relacionarse con la sociedad.

Cómo decía en la entradilla,"La muchacha que estaba conectada" es un magnífico relato en cuanto al argumento. De manera rápida, concisa y con un estilo claro y directo, Triptee nos cuenta la historia de una mujer inadaptada a la sociedad en que vive debido a su aspecto físico. Qué es capaz de suicidarse por no adaptarse. Muy cruel. Pero curiosamente, logra escapar de esta situación haciéndose pasar por otra persona con un cuerpo magnífico, mediante una avanzada tecnología. Es decir, se trata, en 1974, de una llamada de atención sobre la cultura de la imagen por la imagen (y la publicidad engañosa, fría y desgarradora que hay ahí detrás) tan común hoy día. Tan de actualidad que asusta.

Sin embargo, como decía también en la introducción, hay algo que no me ha funcionado al leerlo. No se qué es, pero no me ha convencido el libro. Bien escrito, incluso Triptee consigue que comprendamos y asimilemos los sentimientos de la protagonista, pero no funciona. La Ciencia Ficción está maravillosamente descrita, ese mecanismo que permite a un humano casi en estado comatoso (la protagonista) manejar el cuerpo sin vida y alma de la chica joven y guapa. Pero a medida que transcurre el relato algo no me funciona. Algo no me encaja.

El final es atrevido y conmovedor, muy redondo con el resto de la historia. Sin embargo, creo que se precipita muy rápido. Quizá esto sea parte de lo que no me ha encajado.

En fin, una novela diferente sin duda. Qué hay que apreciar sabiendo que se escribió en 1974 y que hace una crítica descarnada a algo que nos está matando en pleno 2017. El culto al cuerpo, a la imagen y como vende todo esto en publicidad. Sin embargo algo ha hecho que para mi no sea redonda, una pena.

No hay comentarios: