martes, junio 20, 2017

Muerte en las Nubes

Otro nuevo libro de la señora Agatha Christie que he devorado en un par de aviones. Los libros de la Señora son geniales para hundirse en una atmósfera diferente y disfrutar por unas horas de las vicisitudes del señor Poirot y los crímenes que le rodean. Este "Muerte en las Nubes" es un caso curioso que se le presente a Poirot ya que él es testigo del asesinato y encima...¡¡¡estaba dormido!!!. Incluso durante unos momentos, el célebre personaje belga es hasta sospechoso.

El argumento de "Muerte en las Nubes" sería: "Poirot es un pasajero que vuela en el 'Prometheus' desde París hasta Croydon (UK). Un rato antes de aterrizar, uno de los pasajeros, Madame Giselle (una prestamista francesa especializada en la alta sociedad británica y fracesa) aparece muerta. En un principio se cree que la causa de su muerte es la picadura de una avispa qué volaba por la cabina del avión. Poirot descubre la causa real, un pequeño dardo envenenado, aparentemente disparado desde una cerbatana. Giselle ha sido asesinada. A partir de aquí se hará una investigación a caballo entre Francia e Inglaterra.".

De nuevo me ha sorprendido como Poirot es capaz de llegar a la solución del caso. Desde el principio sólo él tiene unas sospechas de que algo raro pasaba. Se empeña en pedir a la policía cosas extrañas pero con sentido (la lista exhaustiva de objetos que llevaban los pasajeros por ejemplo) y con ello pretende desenmarañar la cuestión. Además me ha gustado que Poirot involucra a otros testigos y sospechosos del asesinato en sus pesquisas y como va de UK a París para investigar.

He de reconocer que el final de este libro me ha dejado patidifuso. No me lo esperaba para nada y sobre todo, es desconcertante que efectivamente podría haber sido así. Además, Poirot actúa como no le había visto leído hasta ahora. En la típica reunión de todos, un personaje dice:
- ¿y cuando dejó usted de sospechar de mí? -
A lo que Poirot responde: - nunca, usted es el asesino 

Así de simple y así de sencillo, de repente Poirot está mirando a uno de los personajes, ése al que nunca creíste sospechoso, ése que no tenía motivos, para decirle, usted es el asesino. Y lo era. Y a partir de ahí, empieza la explicación que llevará a entender a todos, Inspector Japp incluido, como fue la cosa.

En fin, una nueva novela de la señora Christie. Creo que van 36 revisadas y subiendo. Sigue siendo un placer leer buena literatura, aunque sea de 1935. Merece la pena leer un buen whodunit y sobre todo, sigue siendo tan sorprendente como siempre. Gracias Agatha.

No hay comentarios: