lunes, noviembre 05, 2018

La Bruja

Desde enero de 2017 que no tocaba esta saga. De hecho, la tenía por acabada, es decir, la última entrega fue tan mala que pensé que a Camilla Lackberg la habían despedido (es broma es broma). En realidad, lo que pasó es que me desenganche del seguimiento de la misma. Y hace unos meses, vi en oferta la entrega de 2018, que hace el libro número 11 y me lancé a por ella. Cierto es, qué si no hubiera estado a menos de 1,5€ no la habría pillado. Pero aquí estamos.

En primer lugar, voy a recordar dónde podéis leer mis opiniones de los DIEZ libros predecesores: (1) "La Princesa de Hielo", (2) "Los Gritos del Pasado", (3) "Las Hijas del Frío", (4) "Crimen en Directo", (5) "Las Huellas Imborrables", (6) "La Sombra de la sirena", (7) "Los Vigilantes del Faro", (8) "La Mirada de los Ángeles", (9) "El Domador de Leones" y (10) "Tormenta de Nieve y Aroma de Almendras".

El argumento (oficial) de esta nueva entrega sería: "Una niña con tan solo cuatro años desaparece en el bosque a las afueras de Fjällbacka. Todos los vecinos entran en estado de alerta. Aún recuerdan que hace treinta años, otra niña desapareció en el mismo lugar y fue encontrada muerta. Asesinada. En su momento, se determinó que el crimen fue perpetrado por dos chicas de tan sólo 13 años que tenían el encargo de cuidarla. Con el tiempo, una de ellas se convirtió en una estrella de cine internacional y casualmente acaba de llegar a Fjällbacka. ¿Tendrá algo que ver?. El detective Patrik Hedström junto con su mujer, la escritora de novelas criminales, Erica Falck, comenzarán una investigación donde nada es lo que parece.". 

La estructura se mantiene fiel al original de Camilla. Tenemos un crimen en la actualidad que deberá resolver Patrick con la inestimable ayuda de su mujer que se mete en todo, as usual. Además de las relaciones entre todos los personajes y el devenir de sus historias centrales. Pero como decía, fiel a si misma, hay una historia en el pasado que está muy relacionada con el presente. Esa es la historia de "la otra niña" asesinada hace 30 años. Todo bien hasta aquí. Muy coherente y con el sello habitual de la Lackberg.

Sin embargo. Aquí tenemos ADEMÁS una historia de hace 300 años también en Fjällbacka. Sobre una mujer y su hija que pierden la casa al morir el marido y deben buscar cobijo en la casa de la hermana de ella. Todo se torcerá, as usual. La historia de hace 300 años es un GOL EN TODA REGLA de Camilla. Lo siento, PERO NO TIENE NADA QUE APORTAR. No tiene relación con las dos historias anteriorioes, con los horrendos crímenes, por mucho que la autora se empeñe en hacerlo todo coincidir en una birria de página final a modo de apéndice. Lo siento Lackberg, pero te has columpiado. 

Volviendo a lo que de verdad importa, el presente y el caso de la niña asesinada que obviamente tendrá mucho que ver con lo acontecido 30 años antes, eso si es INTERESANTE. La investigación criminal da las vueltas y giros habituales. Con crítica social a "Los Amigos de Suecia", esos xenófobos que están en auge en el país y que odian a los inmigrantes. Me ha gustado mucho la historia de estos refugiados y como se mezclan con los cerrados suecos y con la trama.

Como siempre, el del hilo conductor de todas las entregas, si que está bien. La autora sigue en forma y vamos avanzado no sólo en la historia de Patrick y Erika, si no en la del resto. Martin Molin, Paula avanzan cada uno con su vida, así como Anna (la hermana de Erika) y en especial la suegra de Erika. Sigue siendo una saga con personajes muy interesante, alguno de ellos me sigue fascinando como Bertil Melberg y su patanería. Esto hace que no sólo quieras seguir leyendo para saber qué sucede con la investigación en curso, sino para conocer más de las vidas de nuestros protagonistas que son como de la familia ya.

En fin, uno recupera la fe en la saga y seguirá dejándose un libro al año para que Camilla Lackberg siga haciéndose más rica, bueno, también porque entretienen y el misterio está bien llevado, vale.

No hay comentarios: